LBP-Devocional - Agosto 17

Agosto 17

Éxodo 35:20-35Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

DIFERENTES MANERAS DE SERVIR

Hay algo que resalta en la lectura de hoy: el corazón. El servicio de Dios no será rutina pesada si podemos decir: “El amor de Cristo nos constriñe” (2 Co. 5:14Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron).

Notemos todo lo que dice acerca del corazón: Ofrendó todo aquel a quien “su corazón estimuló” (v. 21Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras.). Ofrecieron oro y toda clase de joyas “los voluntarios de corazón” (v. 22Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová.). Trabajaron con sus manos hilando lino fino o bien pelo de cabras, las mujeres “sabias de corazón” (vs. 25,2625Además todas las mujeres sabias de corazón hilaban con sus manos, y traían lo que habían hilado: azul, púrpura, carmesí o lino fino. 26Y todas las mujeres cuyo corazón las impulsó en sabiduría hilaron pelo de cabra.). Bezaleel y Aholiab dirigieron la obra y Jehová puso en su corazón el que pudieran enseñar (v. 34Y ha puesto en su corazón el que pueda enseñar, así él como Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan).

El don de la enseñanza permite compartir con otros la sabiduría que Dios revela al corazón (v. 35y los ha llenado de sabiduría de corazón, para que hagan toda obra de arte y de invención, y de bordado en azul, en púrpura, en carmesí, en lino fino y en telar, para que hagan toda labor, e inventen todo diseño.). Observemos la variedad de servicios descritos en este pasaje. Desde oro y joyas hasta cuerdas y estacas. Así es en la iglesia: hay trabajo para hombres y mujeres, ricos y pobres. Todos pueden dar su trabajo.

Cada uno de nosotros puede aportar algo hoy a la obra de nuestro Dios. Preguntemos hoy: “¿Qué te daré, Maestro?”

“El Sembrador”
La Semilla es la Palabra de Dios
Apartado Postal 28,
94300, Orizaba, Ver., México.
xm.gro.rodarbmesle@rodarbmesle