LBP-Devocional - Agosto 18

Agosto 18

Éxodo 36:1-38Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

DADORES ALEGRES

Dios señaló el trabajo, preparó a hombres para dirigirlo y ahora pide lo necesario para llevarlo a feliz término.

Enterados de lo que hacía falta, el pueblo fue a sus casas (35:20Y salió toda la congregación de los hijos de Israel de delante de Moisés.) y volvió con sus ofrendas y “seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana” (v. 3Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana.).

Dios quiere que el dador contribuya de corazón voluntario y no porque alguien esté “mendigando” a nombre de Dios, o respondiendo a campañas espectaculares con rifas, kermesses, etc. Así se colectan fondos en el mundo, pero no debemos imitar al mundo sino a los israelitas en este pasaje y a los macedonios que, en la abundancia de su gozo, a pesar de su profunda pobreza “abundaron en riquezas de su generosidad... han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas...” (2 Co. 8:2-42que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. 3Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, 4pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos.).

En el caso que nos ocupa fue necesario pregonar la orden que impedía al pueblo ofrendar. En la actualidad parece que hace más falta la escuela para estimular la práctica de dar que la rienda para frenarla.

“El Sembrador”
La Semilla es la Palabra de Dios
Apartado Postal 28,
94300, Orizaba, Ver., México.
xm.gro.rodarbmesle@rodarbmesle