INTRODUCCIÓN AL LIBRO DE PROVERBIOS

SALOMÓN escribió tres mil proverbios (1 R. 4:32Y compuso tres mil proverbios, y sus cantares fueron mil cinco.), pero no escribió ni coleccionó todos los que contiene este libro. Los sabios (22:17Inclina tu oído y oye las palabras de los sabios, Y aplica tu corazón a mi sabiduría;), los varones de Ezequías (25:1También estos son proverbios de Salomón, los cuales copiaron los varones de Ezequías, rey de Judá:), Agur (30:1Palabras de Agur, hijo de Jaqué; la profecía que dijo el varón a Itiel, a Itiel y a Ucal.) y el rey Lemuel, enseñado por su madre (31:1Palabras del rey Lemuel; la profecía con que le enseñó su madre.), compartieron la obra de compilar lo que leeremos durante los próximos 31 días.

El Libro de Proverbios debe ejercer sobre nuestra vida diaria el mismo efecto que el Lbro de los Salmos tiene sobre nuestra vida devocional. Es un libro de filosofía práctica que debe leerse por creyentes de todas la edades, pero sobre todo por los jóvenes.

En estos días de relativismo moral, todo joven debe saber cuál es el fin del camino ancho donde todo se permite y debe saber cuáles son las consecuencias de una vida inmoral como las presenta este libro, sin rodeos ni ambages. Feliz es el hombre que desde su niñez ha aprendido que Dios tiene normas morales absolutas y que acatarlas, es el secreto de la felicidad verdadera en el presente y de bendición eterna después.

El Libro de Proverbios se resiste al análisis, pero en términos generales podemos señalar tres cambios de énfasis, como sigue:

Consejos para jóvenes Caps. 1-10Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

Consejos para todos “ 11-20Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

Consejos para gobernantes “ 21-31Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

La palabra clave del libro es SABIDURÍA, pero es evidente que abarca mucho más que el nombre de un atributo deseable. En muchos casos se refiere directamente a Cristo, la sabiduría encarnada (8:23-3123 Eternamente tuve el principado, desde el principio, Antes de la tierra. 24 Antes de los abismos fui engendrada; Antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. 25 Antes que los montes fuesen formados, Antes de los collados, ya había sido yo engendrada; 26 No había aún hecho la tierra, ni los campos, Ni el principio del polvo del mundo. 27 Cuando formaba los cielos, allí estaba yo; Cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo; 28 Cuando afirmaba los cielos arriba, Cuando afirmaba las fuentes del abismo; 29 Cuando ponía al mar su estatuto, Para que las aguas no traspasasen su mandamiento; Cuando establecía los fundamentos de la tierra, 30 Con él estaba yo ordenándolo todo, Y era su delicia de día en día, Teniendo solaz delante de él en todo tiempo. 31 Me regocijo en la parte habitable de su tierra; Y mis delicias son con los hijos de los hombres.; 1 Co. 1:30Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.).

Permítasenos una sugerencia. Muchos de los proverbios que leeremos encuentran ilustración en las vidas piadosas o impías de personajes bíblicos. Sería interesante anotar sus nombres en el margen de la Biblia junto a los versículos que ilustran. En estas notas encontrará varias sugerencias para hacer esto.

“El Sembrador”
La Semilla es la Palabra de Dios
Apartado Postal 28,
94300, Orizaba, Ver., México.
xm.gro.rodarbmesle@rodarbmesle